Al recorrer Casamú podés ver los estanques de Ninpheas y Lotos, canteros cubiertos de innumerables variedades de rosas de todo el mundo cautivan la atención de los paisajistas y aficionados que vienen a visitarlo.